En CUCO Vegan Fashion somos más de pensar en causalidades que en casualidades. Sin embargo, somos conscientes de que, en ocasiones, hay hechos que casualmente o no, tienen alguna relación entre sí y coinciden en el tiempo.

Este jueves 15 de noviembre es el Día Internacional de la Filosofía. Solo un día después, el 16, es el Día Internacional de la Tolerancia. Y, ¿por qué deberían estar relacionados estos conceptos?

Según la Real Academia Española de la Lengua, la Filosofía es el conjunto de saberes que busca establecer, de manera racional, los principios más generales que organizan y orientan el conocimiento de la realidad, así como el sentido del obrar humano.

A nosotros, particularmente, esta definición se nos queda, como mínimo, corta. Tal vez seamos ingenuos, pero queremos entender la Filosofía más como actos de reflexión sobre aspectos generales o específicos de aquellas cosas que nos rodean, sobre las grandes incógnitas de la vida, y en un plano más mundano, aquellas opiniones que formamos después de reflexionar sobre muchos y variados temas.

Aquellas personas que llevamos un estilo de vida basado en el veganismo por empatía con los animales, hemos reflexionado (o filosofado) largo y tendido sobre este tema, y seguro que los que estéis leyendo este post habéis tenido que argumentar y defender las noblezas del veganismo frente a personas que no ven la realidad animal tal como la percibimos nosotros.

Si bien es cierto que la oficialidad de la palabra veganismo es relativamente reciente, pues fue utilizada por primera vez a mediados de la década de los 40 del pasado siglo, podemos remontarnos muchos siglos atrás y observar que, grandes pensadores de grandes civilizaciones llevaban un estilo de vida vegano, no por salud, sino por el respeto hacia el resto de los animales no humanos.

Tal vez uno de los filósofos (entre otras cosas) que más ha trascendido hasta nuestros días ha sido Pitágoras. El pensador de Samos llegó a afirmar que “mientras los hombres sigan masacrando a sus hermanos los animales, reinará en la Tierra la guerra y el sufrimiento y se matarán unos a otros, pues aquel que siembra el dolor y la muerte no podrá cosechar ni la alegría, ni la paz, ni el amor”.

Pero muchos otros pensadores y filósofos a lo largo del tiempo han reflexionado sobre esto y han llegado a conclusiones parecidas. Leonardo Da Vinci, Albert Einstein, Thomas Edison, Isaac Newton, Mark Twain, Franz Kafka, o la más contemporánea Angélica Velasco… La lista, por suerte, es demasiado larga para exponerla en su totalidad.

Reflexionar sobre el especismo es un ejercicio que resulta muy interesante. Nuevamente, tratamos preguntas que sin duda ya os habéis hecho en numerosas ocasiones, pero no por ello dejan de ser importantes, al menos mientras no consigamos nuestros objetivos de un mundo más justo para todos los animales. ¿Puede el ser humano, únicamente por el hecho de autosituarse en la cúspide de la cadena alimenticia, tener derecho sobre la vida del resto de animales? En CUCO pensamos que no hace falta ni contestar. León Tolstói, el reconocido escritor ruso, contestó a esta pregunta argumentando que “alimentarse de carne es un vestigio del primitivismo más grande. El paso al vegetarianismo es la primera consecuencia natural de la ilustración”. ¿Se dejó llevar Tolstói por el especismo dentro de la propia raza humana? ¿O realmente la evolución del ser humano pasa por dejar de alimentarse de carne? Lo dejamos a vuestra reflexión.

Y, después de filosofar sobre Filosofía, llegamos al viernes, Día Internacional de la Tolerancia. Pero… ¿tolerancia hacia quién? Las Naciones Unidas han lanzado la campaña "Juntos" para promover la tolerancia y el respeto, y los grandes cinco puntos son los siguientes:

1. Luchar contra la intolerancia exige un marco legal;

2. Luchar contra la intolerancia exige educación;

3. Luchar contra la intolerancia requiere acceder a la información;

4. Luchar contra la intolerancia requiere una toma de conciencia individual;

5. Luchar contra la intolerancia exige soluciones locales.

Si cogemos estos mismos puntos, y seguimos pensando en la tolerancia, ¿no necesitamos exactamente lo mismo para la defensa de los derechos de los animales? Un marco legal, educación, acceso a la información, toma de conciencia individual y soluciones locales. Más claro, imposible.

Para el equipo de CUCO, la Filosofía y la Tolerancia deberían ir de la mano y retroalimentarse, pues reflexionar debe llevar a ser más tolerante, y cuanto más tolerantes seamos más fácil nos será reflexionar.

Miembros de la Comunidad CUCO, os invitamos a reflexionar estos días y a seguir luchando por un mundo mejor para todos los seres que habitamos en él.