Esta semana se celebran las elecciones al Parlamento Europeo, y en CUCO Vegan Fashion queremos hacer un breve resumen de cuáles son las propuestas de los principales partidos que se presentan desde el estado español en relación a los animales.

Como ya es bien sabido, la Ley Electoral española discrimina el voto en función de la zona desde la que se emita, no valiendo lo mismo el voto de un habitante del centro de Madrid que el de una persona que viva en un pequeño pueblo de Extremadura, a modo de ejemplo. Por ello, se tiene en cuenta el número de escaños por provincias en lugar del número de votos obtenido por un determinado partido. Esta ley hizo que, por ejemplo, EH Bildu obtuviera 4 diputados por sus 258.840 votos, CCa-PNC obtuviera 2 diputados por sus 137.196 electores, y que por el contrario, PACMA se quedara sin representación parlamentaria pese a haber conseguido 326.045 votos.

En Europa, las cosas son distintas, y los votos obtenidos en el estado español serán 1 persona = 1 voto.

Una vez explicado este hecho, que consideramos importante e interesante, vamos a repasar qué opinan las distintas fuerzas políticas en relación a los animales no humanos. En un escenario político complejo como el actual, los principales temas de los debates giran en torno a la economía, la política territorial o la inmigración, siendo menos conocido el punto de vista de partido en relación a temas que, al menos para nosotras y nosotros, son muy importantes, principalmente si consideramos que el 80% de las decisiones que afectan a los animales se toman en el Parlamento Europeo.

El PSOE, generalmente asociado a políticas progresistas, presenta fisuras internas cuando se trata de hablar de los derechos de los animales. Si intentan conquistar las grandes urbes, aflora un discurso orientado a la protección y los derechos de los que no tienen voz. Los juegos de equilibrio hacen que, por el contrario, se pase de puntillas sobre algunos aspectos concretos pensando en el votante de la España más rural. El partido se posiciona como un defensor de los seres sintientes, y plantea analizar legislaciones de sus socios europeos. En ningún punto de su programa, ni el visto para las elecciones generales, ni para las europeas, se menciona la tauromaquia, pues no hay consenso dentro del propio partido. En relación a la caza, el punto de vista socialista está más enfocado al ámbito económico, luchando por políticas de igualdad de género en actividades ganaderas o cinegéticas.

El PP ha mostrado menos dudas a la hora de posicionarse. Si bien apenas se hace mención a los animales en sí, suelen referirse a mascotas para tratar de garantizar su bienestar. El apoyo del partido a la tauromaquia y la caza es total, pues encaja perfectamente con lo que entienden como cultura y patrimonio a conservar, proteger, difundir y fomentar.

Ciudadanos se ha posicionado abiertamente en la protección de la caza, pues la considera una actividad clave y un motor del desarrollo rural español, con la que generar empleo y riqueza. Por otro lado, propone leyes vinculadas al abandono y maltrato de los animales, evitando el sacrificio de animales sanos y reduciendo el abandono. En relación a la tauromaquia, el partido naranja no hace ninguna mención, si bien es fácil encontrar imágenes de su líder en corridas de toros.

En Unidas Podemos encontramos algunos aspectos más enfocados a los derechos de los animales. Para las elecciones generales españolas plantearon la instalación de cámaras en mataderos, o la reducción del IVA aplicado al ámbito veterinario. Sin embargo, en un intento de agradar al mayor número de votantes posible, no hay nada relativo a la caza, y en relación a la tauromaquia su compromiso pasa por eliminar las ayudas públicas, pero en ningún momento se aborda su prohibición.

Evidentemente, el PACMA, como partido animalista, centra su discurso en la creación de leyes de protección de los animales y en buscar consenso y apoyo entre los partidos de similar ideología repartidos por el viejo continente. España encabeza el ranking europeo de maltrato y abandono animal. De entre las numerosas propuestas que llevan al Parlamento Europeo, quizás se podrían destacar las siguientes: eliminación de toda tolerancia con las costumbres y tradiciones crueles con los animales, elaboración de un reglamento de bienestar y protección de los animales de la Unión Europea, el sacrificio cero de animales sanos, el comercio de animales y su prohibición como instrumentos de caza, el fin de los zoológicos, acuarios y de toda cautividad con fines de entretenimiento, la oposición a la caza y la pesca deportiva o la prohibición de las granjas peleteras, entre muchas otras.

La omisión de comentar el programa del partido de extrema derecha no es casual, es un hecho consciente por parecernos una broma de muy mal gusto que en ningún momento ha hecho gracia.

Está claro que en unas elecciones hay muchos temas a considerar, pues hay personas de izquierdas, de centro o de derechas, hay gente monárquica y hay gente republicana, religiosa o no religiosa. Pero, si te importan los animales y el futuro de ellos y del planeta en el que convivimos, es importante saber qué ofrece cada cual. Bajo nuestro punto de vista, no tiene sentido hablar de pensiones, de territorialidad o de qué nombre se le pone a la hamburguesa vegetal mientras millones de animales mueren cada día, al tiempo que estamos destruyendo el planeta.

Y no queremos que las fuerzas políticas se laven las manos, queremos que se las ensucien trabajando, pero no de la sangre de millones de inocentes.

Por eso, desde CUCO pedimos que votes, que votes según te dicte tu conciencia, y que si para ti los derechos de los animales están por encima de los problemas que el propio ser humano se ha creado, votes por los que no pueden hacerlo. Su vida está en tus manos. No lo olvides: 1 persona = 1 voto. El voto es libre, faltaría más, y nuestra única intención es resumir la política de cada partido en relación a los animales. En CUCO votamos por el derecho a la vida ¿y tú?