Sandra Barrera, juez-sustituta para la Comunidad Autónoma de Canarias, actualmente en el Juzgado de instrucción número 2 de Arona tras haber estado más de 6 meses al frente del Juzgado de lo Penal número 1 de Santa Cruz de Tenerife, donde fue noticia en mayo de este año, ya que citó a un juicio oral por delito de maltrato animal a la propia perra que sufrió y padeció ese maltrato por lesiones, en calidad de testigo-perjudicada, por primera vez en la historia de España. Se trató de la perra Milagros. En relación a este juicio ya publicamos hace unas semanas un artículo. Pero Sandra Barrera no es nueva en esto de defender a los animales, y tiene más de veinte años de experiencia como abogada en derecho animal, tanto como acusación privada como acusación popular en representación y amparo de los animales que no poseen titular. Ha trabajado en Zoom Asesores como abogada animalista, es presidenta y portavoz del Grupo Animalia, y colabora asiduamente con el colectivo de abogados de derecho animal COADA, desde donde han presentado ya más de cuarenta propuestas pet friendly, siendo además miembro del Consejo Insular de Bienestar Animal del Cabildo Insular de Tenerife.

La pasada semana, aprovechando una visita a Barcelona de Sandra Barrera, tuvimos el privilegio de tenerla en CUCO Vegan Fashion, y no quisimos dejar pasar la oportunidad de conversar un rato con ella.

 

Juez Sandra Barrera, muchísimas gracias por venir a conocernos y brindarnos la oportunidad de poder conversar con usted. En primer lugar, queríamos transmitirle nuestra felicidad por la sentencia condenatoria al maltratador de la perra Milagros, sentencia que se publicó el pasado día 3 de junio y que, sin duda, crea precedente y hace justicia, pues además, la pena, pese a ser inferior a dos años, no queda suspendida con la sentencia condenatoria, hecho que también es una novedad en el estado español.

Queremos poner énfasis en su trayectoria como jurista, pues es donde ha llevado a cabo casi toda su vida profesional. Según hemos podido leer, en su infancia quería ser veterinaria o bióloga, pero finalmente pensó que podía ayudar mejor a los animales desde un marco jurídico. Cuéntenos cómo fue esa decisión y en qué momento entendió que quería enfocar su carrera en este sentido.

 

Pues fue algo anecdótico, directamente ya estaba lista para matricularme en Biología, después de tanto leer a Gerald Durrell, Konrad Lorenz, Desmond Morris... quería especializarme en zoología, o algo así, pero en un estanco de un quiosco había un periódico, El País, donde como titular constaba que el Príncipe Felipe empezaría la carrera de Derecho y que ya estaban pensando en hacer una fiscalía especializada en Medio Ambiente. Fue leer el titular y saber que lo que quería para siempre es SER FISCAL DE MEDIO AMBIENTE, así que empecé Derecho y en cuanto acabé comencé “judicatura” con la esperanza de aprobar el examen para fiscales. Pero tuve que dejar las oposiciones y comencé a trabajar en un despacho profesional como abogado. En la actualidad no he parado un segundo en intentar tal posibilidad, así que cada vez me voy acercando más. Ahora he podido ser juez sustituta, a lo mejor más adelante... podría llegar a ser fiscal sustituta.

 

En un reciente artículo que ha publicado sobre la sintiencia animal vinculada al Estatuto de Autonomía de Canarias, explica que es importante que el legislador dé el lugar que corresponde a los animales a fin de poder definir esa protección, para que el ejecutivo cumpla y el poder judicial respete tanto los tipos penales como las normas civiles o administrativas. Afirma, del mismo modo, que permanecer en silencio es una traición a los animales. ¿Cómo afectará esta reforma legislativa en la Comunidad Canaria?

Tiene razón, es importantísimo, pero única y exclusivamente porque el gobierno de España no ha hecho lo que ha debido. Desde 1982 se le dijo desde Europa que cambiase las normas penales y civiles para adecuarse a la sintiencia, y no seguir cosificando a los animales. Pero no ha hecho caso, y aún estamos a la espera. Que por cierto el artículo al respecto es interesante dado que hay 32 enmiendas a la Ley de Enjuciamiento Civil, Ley Hipotecaria y Código Civil que salieron de mi despacho tras años de estudio. Por eso mientras esperamos es importante que por ejemplo un Estatuto de Autonomía considere esa descosificación. Algo es algo, sobre todo en Canarias, que está en al cuarta posición en maltrato animal en España.

Afectaría como muy bien dice usted a cuestiones esenciales como que a partir de ahora, por encima de todo, cada vez que se dicte alguna norma, ya sea desde una Consejería por ejemplo de Ganadería, del Cabildo Insular de Tenerife, o de una Dirección General del Gobierno de Canarias... estará ahí vigilante el Estatuto de Autonomía de Canarias.

A mi juicio podremos amparar actividades cruentas, aquellas que afectan de alguna manera a los animales desde el punto de vista tanto físico como psicológico, que hasta ahora se han venido permitiendo; es decir peleas de gallos, arrastre de ganado si se puede probar que afecta a los animales..., de alguna manera, el nuevo estatuto a lo tonto... generará herramientas importantes para los defensores de los animales, pues al conculcar un Estatuto desprotegiendo a los animales, podríamos estar entrando en el llamado “maltrato institucional”.

 

En relación al maltrato animal en este país, ¿podemos presuponer una falta de legislación, de aplicación o de interpretación judicial?

En cuanto al maltrato animal penal, solo hay un artículo para animales domésticos, el 337, pero deberíamos ampliar los tipos penales y aumentar las penas para lesiones y resultado de muerte. Pero sobretodo hemos de aleccionar a jueces, fiscales y abogados en el bienestar animal, en tomar acciones cautelares valientes, herramientas que existen pero que de forma automática se desdeñan porque no es habitual, así que hay que convertirlo en habitual.

 

Entre las iniciativas que ha llevado a cabo, una de las más conocidas ha sido la de crear el servicio TAXICAN en Santa Cruz de Tenerife, donde ha tenido una gran acogida y cuyo modelo se está expandiendo a otras ciudades españolas. ¿Cómo surgió la propuesta? ¿Fue muy complicado conseguir la implicación y apoyo del sector del taxi?

Al contrario de lo que parece fue complicado. Es verdad que había taxis que ya lo hacían, pero claro, no de manera oficial, y la gente no lo sabía. Además es importante que se considere un servicio oficial a modo de dignidad animal, de concienciación. Lo que hicimos fue plantearlo desde ANIMALIA y COADA al Ayuntamiento de Santa Cruz, que le pareció buena idea, y lo transmitimos previamente a un sector del taxi, y con ello lo hablamos en la mesa del taxi, donde fue polémico dado que algunas personas se negaban. Finalmente se aprobó porque es algo normal, no era un servicio obligatorio, solo era para los que quisieran, y habría que homologar el taxi, dejar el maletero en condiciones, utilizar los medios de sujeción adecuados, y con ello colocar una pegatina en el taxi para que las personas alérgicas no utilicen ese vehículo. Y en la actualidad hay más de 200 taxis ya que forman parte de esta iniciativa.

 

En su desempeño como abogada, tal vez uno de sus mayores éxitos fuese el relacionado con el transporte de camellos entre las islas que conforman el archipiélago Canario. Según sus propias palabras, “si los niños supieran que para ver los camellos durante 5 minutos en la cabalgata de reyes, estos han de realizar un estresante e indigno viaje, ¿ellos querrían de verdad seguir permitiendo tal práctica? Seguro que no”. ¿Ha sido uno de los éxitos que mejor sabor de boca le ha dejado?

No especialmente, fue un trabajo muy duro, porque en la mesa estaban los camelleros representados, y fue muy duro y difícil convencerlos de que el camello, al trasladarlo como lo habían hecho toda la vida estaba sufriendo Oestrus, y acudía a las cabalgatas de forma inadecuada. Para ellos eso estaba bien hecho porque siempre lo habían hecho así y porque el camello era una herramienta, nada más. Hoy han entendido que es un animal, que siente, que no puede elevarse con polea mecánica porque es indigno y peligroso, que no puede viajar hacinado bajo estrés, ni atado y atuchado contra el suelo, y a partir de ahora vendrá en jaulas ganaderas, de pie, separado por dársenas, y tranquilito, pues el estrés del animal y su control es lo más importante. El manejo es determinante y fundamental. Y aunque ahora se supone que los traen en condiciones adecuadas... falta un manejo responsable: que estos camellos sean educados con respeto, que estén en una cabalgata con niños y estén disfrutando, no ansiosos ni afectados por los fuegos artificiales, y su estruendo. Sinceramente... si no viajan mejor, pero si han de venir que no se haga como antes. Esta labor sí me dejó buen sabor de boca en cuanto al trabajo en común con el Gobierno de Canarias, la Dirección General de Ganadería, el Cabildo de Tenerife y Lanzarote, la Consejería del Cabildo... junto a COADA, ÁMBAR y GRUPO ANIMALIA.

 

Canarias probablemente sea una de las Comunidades Autónomas con una legislación animalista más desarrollada del estado español. Sin embargo, pese a que ya hace mucho tiempo que se aprobó el anteproyecto de ley que prohibiera las peleas de gallos, a fecha de hoy todavía no se ha hecho realidad. ¿Qué motiva este retraso, bajo su punto de vista?

Las elecciones, ni más ni menos. El gremio de cazadores o de galleros es importante para el político de turno. Nuestra ley es de 1981, es la cuarta que se realizó en España, así que es antigua, hay que reformarla, y la nueva reforma, que posee incluso estatuto jurídico del gato de la calle, y muchísimas novedades... aún no verá la luz, y con el cambio de gobierno ahora... yo creo que menos.

 

¿Cómo piensa que se deberían legislar temas tan polémicos como la tauromaquia, la caza, la pesca deportiva o las carreras de galgos?

La tauromaquia abolirla sin mas. La caza y la pesca ...difícil de abolir pero por lo menos cumplir ciertas cuestiones en la caza como las condiciones de habitabilidad de los animales.

 

En su día afirmó que ser abogada de perros y gatos genera aún algo de ridículo, defenderlos a ultranza genera pudor en una sociedad donde no se ha dado el salto emocional completo en el amor a todos estos seres. ¿Piensa que en las próximas generaciones se conseguirá esta empatía?

Sí, por supuesto, solo hay que ver a mis hijas y a sus amigas: sensibles, actuales, empáticas, veganas... Hoy, los jueces, fiscales y abogados que defienden a los animales por fin hemos llegado para quedarnos, pero aún falta mucha conciencia entre el poder judicial y entre incluso los abogados. Los niños sí que crecen ya aprendiendo biofilia y considerando a los animales miembros de la familia, porque ahora somos interespecie. Los niños viven en casa con sus padres y su gato o perro, agaporni o cobaya ...y ésta es considerada miembro de la familia.

 

Juez Sandra Barrera, ha sido un verdadero placer y un privilegio contar con usted. Su trabajo como jurista es admirable, y su compromiso con la justicia y los animales como juez es extraordinario y digno de mención. Solo podemos darle las gracias por su trabajo y por ser el altavoz de los indefensos. Estamos en la misma lucha. Gracias por su forma de ser.

Gracias a ustedes, seguiré en esta lucha siempre, desde cualquier ámbito en el que trabaje, desde el activismo, desde la abogacía, desde la judicatura... escribiendo artículos, participando en programas, generando conciencia... siempre, porque ese es mi objetivo en la vida, no tengo otro más claro, el amparo a los animales, desde el mundo jurídico, defendiéndolos y desde las asociaciones de bienestar animal, convirtiendo a las ciudades en pet friendly, es decir, tolerantes desde el punto de vista felino y canino. Una ciudad para todos.